Este ingeniero francés ha inventado refugios para los sin techo que retienen el calor durante el invierno. Estos ingeniosos refugios ayudan a mantener a las personas seguras y calientes, incluso en los meses más fríos del año.

Lo que tenemos que recordar es que, aunque ahora haga mucho frío, las cosas siempre pueden cambiar y mejorar. Y aunque muchas personas no tienen hogar por decisión propia, también hay muchas personas que simplemente no tienen los recursos necesarios para pasar el invierno. Así que hagamos lo que podamos para ayudarles, ya sea donando ropa o dinero, o simplemente concienciando sobre el problema. Porque nadie debería sufrir con este tiempo.

Este hombre es un increíble ingeniero francés que cree en hacer el bien a la humanidad. Ha inventado una casa para los sin techo, ¡perfecta para esta época de heladas!

A Geoffroy de Reynal, experto en ingeniería energética, se le ha ocurrido recientemente una forma genial de hacer sonreír a los sin techo de Francia. En su país hay unas 3.000 personas que viven en la calle, por lo que Geoffroy se propuso cambiar esa situación llevando un poco de alegría navideña a todos ellos. Les dio a todos y cada uno de ellos un gran abrigo de invierno y un gorro, así como comida y bebida. ¡Qué cosa tan increíble!

3lstories.com

El diseñador creó una casa tipo iglú emergente, que servirá de hogar a distancia para quienes no lo tengan. El iglú puede instalarse en cualquier lugar y es muy cómodo para una persona. Está fabricado con materiales como espuma de polietileno y papel de aluminio en el interior para que la temperatura sea superior a la del exterior en 15 grados Fahrenheit cuando se utilice.

El iglú que ha bautizado como su invento también tiene un aislamiento térmico en su interior que eleva la temperatura corporal interna en 200 grados centígrados. También tiene una mini iluminación solar, que añade privacidad y gestiona la luz.

3lstories.com

El invento proporciona un refugio mucho más cálido que las tiendas tradicionales y también ofrece seguridad a esas personas. Si se daña, la tienda puede repararse y es impermeable y reciclable. El Iglou tuvo bastante éxito en Burdeos (Francia) y las personas sin hogar también las querían.

3lstories.com

Gracias a Geoffroy de Reynal, se recupera la fe en la humanidad. Ha demostrado que las ideas buenas y asequibles nunca son ignoradas por el público. Esperemos que esta historia sirva de motivación para que otros sean bondadosos, den y hagan del mundo un lugar mejor para vivir.

Также интересно:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Close